¿Qué estudios realizamos?

Mediante los estudios del sueño, nos permiten conocer la estructura del sueño y detectar fenómenos que afecten tu descanso, con ellos podemos concer la distribución de las fases del sueño (1,2,3,4 y REM), la duración y si existe alguna alteración.

Polisomnografía:  Es una prueba que nos permite diagnósticar diferentes trastornos del sueño, mediante diversos sensores que registran constantes biológicas, el paciente deberá dormir en una de nuestras habitaciones para poder realizar el estudio que durará 1 noche.

Estudio polisomnográfico diurno: Es un estudio dirigido a neonatos y lactantes con antecedentes de riesgo perinatal, se registran las variables electroencefalográficas, electromiográficas y electrooculográficas (EOG) indispensables para el registro polisomnográfico. Está enriquecido con variables cardio-respiratorias y el video simultáneo.

Estudio polisomnográfico nocturno: Son estudios dirigidos a población de dos años de edad en adelante, existen diversos tipos de estudio polisomnografico nocturno de acuerdo a los trastornos de sueño y a las alternativas de tratamiento que pueden implementarse, lo ideal es contar con una valoración en la Clínica de Trastornos del Sueño o la solicitud específica del médico tratante.

Prueba de latencias múltiples: Es un estudio indispensable para el diagnóstico de narcolepsia, son oportunidades de siestas de 20 minutos que se realizan después de un estudio polisomnográfico bajo montaje 10-20 internacional, a los pacientes que sufren de hipersomnia de probable origen central.